SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS

 

Nuestros Técnicos Registrados (DNB) con amplia trayectoria en el rubro, lo asesorarán en la determinación y aplicación de las medidas de seguridad contra incendio con total compromiso y dedicación, para que su vivienda, comercio o industria den cumplimiento a la normativa vigente en la materia.

Establecer y dictaminar las condiciones mínimas para la instalación de Rociadores Automáticos (Sprinklers) y Sistemas de Hidrantes y Bocas de Incendio de acuerdo a los instructivos técnicos vigentes, firmado por  Ing. Hidráulico o Mecánico.

Establecer y dictaminar las condiciones mínimas para la instalación de un Sistema de Detección y Alarma de Incendio de acuerdo a los instructivos técnicos vigentes y especificaciones del fabricante.

Nuestra oferta contempla la instalación en la modalidad “llave en mano”, o que nuestros técnicos dirijan la obra para cuando el cliente necesita el know-how para el trabajo bien hecho.

Hay varios sistemas que se emplean para detectar incendios, nosotros básicamente comercializamos tres tipos:

  • sistema convencional o por zonas
  • sistema algorítmico
  • sistema por aspiración

Todos los sistemas propuestos están comandados por un microprocesador que cumple varias funciones:

  1. Monitorea el sistema y en caso de que se produzca una falla en la propia central, en algún elemento que integra el sistema, o en el cableado que vincula los diferentes elementos, lo indica mediante una señal acústica y una luminosa que queda encendida en el panel de la central.
  2. Recibe los reportes de los diferentes elementos sensores y/o pulsadores y después de procesarlos activa las alarmas y la maniobra que se le asigne.
  3. Cuando falta el suministro de energía eléctrica automáticamente pasa a alimentarse de la batería que el propio equipo las mantiene a flote.
  4. Cuando el sistema es algorítmico una memoria interna mantiene el registro de los eventos reportados por la central.

 

Todos los sistemas están homologados para el uso específico por la DNB.

Este tipo de sistema permite seleccionar el tipo de detector (Humo, temperatura o llama) en función del ambiente en que se encuentre emplazado,

En este caso varios detectores o avisadores manuales que se ubican en determinado ambiente se reportan a una zona.

Cuando se activa la alarma queda indicado en la central la zona de dónde provino el reporte, es necesario acudir al lugar, para identificar el elemento de donde partió el reporte.

Este tipo de sistemas se usa en lugares donde al acudir a la zona que indica un estado de alarma rápidamente se puede recorrer el ambiente y ubicar cual fue el elemento que reporto. Por ejemplo en depósitos, áreas de procesos no compartimentadas, etc.

Al igual que en el sistema convencional podemos seleccionar el tipo de detector en función del ambiente que se encuentre emplazado pero además podemos variar la sensibilidad de estos y recibir un reporte de cuando necesiten mantenimiento.

En este sistema cada elemento se reporta en forma individual, lo cual nos permite identificar cual fue el elemento que reportó y además asignarle la acción que nos interesa que produzca en base a dicho reporte. Por ejemplo accionar determinado avisador sonoro, desbloquear la apertura de una puerta, accionar un extractor, etc.

Este tipo de sistema se emplea en aquellos lugares donde es necesario por su compartimentación o por su operativa definir con precisión desde donde provino la señal.

Por ejemplo en:

Hoteles se puede identificar el elemento que corresponde a una habitación

En la industria para monitorear áreas de procesos de difícil acceso o de acceso restringido.

En sanatorios u hospitales, no solo para determinar con precisión de dónde provino el reporte sino además para asignarle la acción correspondiente.

Es un sistema de detección activo que toma muestras del aire ambiente, lo hace pasar por un detector de alta sensibilidad el cual mide la concentración de humo ambiente y en función del esta envía una señal a  una central para accionar un aviso visual y sonoro y si se incrementa envía la señal para activar el sistema de extinción.

Este tipo de sistemas se emplea en aquellos lugares en que es necesario recibir una alerta más temprana ya que es capaz de detectar un principio de incendio antes que los sistemas pasivos, y/o en aquellos lugares que tienen techos muy altos donde lo detectores de humo no son eficientes.

Por ejemplo en:

  • Centro de cómputos.
  • Racks eléctricos.
  • Salas con equipos electrónicos muy costosos.
  • Ambientes húmedos.
  • Ambientes con mucha altura.

Montaje y puesta en marcha de instalaciones hidráulicas basadas en proyectos propios o de terceros de bocas de incendio, sistemas de rociadores automáticos o sistemas de diluvio.

El servicio ofrecido es integral abarcando todas las partes que constituyen el sistema:

  • Depósitos para reserva de agua
  • Sistema de bombeo
  • Instalación eléctrica
  • Tendido de todo tipo de cañerías (en PEAD soterradas, Metálicas roscadas o ranuradas)
  • BIE (bocas de incendio equipadas)
  • Pruebas hidráulicas
  • Capacitación de uso

El uso más corriente de estos sistemas es para proteger depósitos de gases o de líquidos combustibles o inflamables del calor radiante que se produce cuando hay un incendio en sus proximidades.

En el caso de un depósito de gas al mantener la temperatura se evita que aumente la presión dentro del recipiente y por consiguiente que actúe la válvula de seguridad.

En los depósitos que contienen líquidos combustibles o inflamables al mantener la temperatura evitamos que aumente la emanación de gases.

En ambos casos con un sistema de enfriamiento evitamos que el siniestro tenga mayores consecuencias.

Cuando hay que proteger sectores donde se espera una rápida evolución del incendio no es posible proteger este tipo de riesgos con rociadores automáticos (Sprinklers), porque el sistema actuaría a una velocidad menor que la requerida para extinguirlo o controlarlo.  Por ejemplo protección de tanques que contengan líquidos inflamables, depósitos que contengan materiales oxidantes, transformadores, etc.

Este tipo de sistemas  tienen una válvula de diluvio que puede ser accionada en forma manual o en forma automática por un sistema de detección de incendios, o por un sistema hidráulico empleando como fusible rociadores automáticos.

De cualquier forma cuando se acciona la válvula de diluvio el agua fluye a través de esta y por medio de cañerías es conducida hasta los rociadores abiertos que comienzan a tirar agua prácticamente en forma simultánea abarcando de esta forma toda la zona que se quiere proteger con la densidad  requerida para el tipo de riesgo.

Cuando los sistemas hidráulicos convencionales no son apropiados para el combate de incendio, porque el agua destruye los equipos que pretendemos proteger o aumenta el riesgo; por ejemplo en centros de cómputos, tableros eléctricos, equipos muy costosos con sistemas electrónicos, etc, en estos casos, se puede dar protección con sistemas de agua nebulizada o sistemas gaseosos.

Refiere a la realización de un diagnóstico de evaluación a las medidas de seguridad contra incendio implantadas en la edificación y áreas de riesgo.

Concepto de auditoría
Proceso sistemático, independiente y documentado para obtener evidencias y evaluarlas de manera objetiva con el fin de determinar la extensión en que se cumplen los criterios de auditoria.

Objetivo
Ver el grado de cumplimiento referido a las medidas de seguridad contra incendios según los criterios de auditoria convenidos a priori con el cliente.

Alcance

  • Realización de inspecciones en la edificación.
  • Evaluación del funcionamiento de las medidas de SCI.
  • Discusión con la Dirección de las dificultades encontradas.
  • Presentación de las Medidas de Corrección y Mejora.

¿El porqué de un plan de evacuación?

Toda planificación referida a la protección contra siniestros, comprende actividades de prevención y otras de lucha contra incendios. Pero si limitamos el análisis a la protección de las personas, resulta de vital importancia la evacuación de las mismas del entorno afectado por el siniestro.

Razón del plan de evacuación

En situaciones de emergencia, no hay tiempo para pensar, el estrés mismo nos puede hacer adoptar decisiones equivocadas. Se debe capacitar al personal en la forma de conducirse, se trata de tornar previsible la evacuación planificándola de antemano, comunicarla y ensayarla para corregir errores. Debemos evitar un flujo loco de gente corriendo hacia todos lados.
Debemos evitar situaciones que puedan generar pánico en la gente. Se debe actuar en forma temprana adoptando roles de conducción de la evacuación.

“Es mejor estar preparados para algo que no va a ocurrir, a que ocurra algo para lo cual no estamos preparados”

(La Importancia de los Simulacros de Evacuación. – 9º Congreso Argentino de Seguridad, Salud Ocupacional, Recursos Humanos, Medio Ambiente y Comunidad)

Un adecuado mantenimiento de los sistemas de protección contra incendios es tan crítico como la decisión de instalarlo. Generalmente luego de instalados, no se comprueban en forma periódica su normal funcionamiento.
Es imperioso realizar rutinas periódicas para verificar que están operativos.
Cuando estos sistemas son accionados, porque existe una emergencia, deben reaccionar y funcionar correctamente. Durante la emergencia no hay tiempo de poner en práctica el mantenimiento, ni de reparar los desperfectos.”

Las instalaciones contra incendio son sistemas Pasivos, que están continuamente en actividad.